Salvador Robles Miras “El microrrelato, una pieza de un mosaico llamado vida” . Entrevista por Beatriz Giovanna Ramírez


                                           

El autor de “Pequeñas palabras” Salvador Robles Miras experto y escritor reconocido en el arte y los mundos de la minificción nos habla en exclusiva sobre “los microrrelatos”.
Leer la entrevista en:

Aquí una selección de microrrelatos del libro Pequeñas Palabras en los que el autor “se adentra, entre otros muchos temas” en la tragedia del Holocausto. 


El minuto más hermoso

Era un joven judío y, pese a sus múltiples esfuerzos, no había podido ocultarlo, por eso formaba parte de la cola de presidiarios que aguardaba su fatídico turno delante de la cámara de gas. Pero también era un ser humano dispuesto a morir con dignidad. Y, en su escala de valores, el rasgo más digno de un hombre lo constituía la bondad.
Delante de él se encontraba Raquel, su vecina, la que siempre había estado enamorada de él. El joven alargó el brazo, estrechó la mano temblorosa de la muchacha y, antes de cruzar el umbral de la bóveda mortuoria, se despidió del mundo pronunciando una formidable mentira.
—Te amo, siempre te he amado –susurró en el oído de Raquel.
Un minuto después, los dos jóvenes fueron gaseados. Y Raquel murió sin sentir dolor, anestesiada por la certeza del amor. Sus veintidós años le habían conducido al último minuto, el más hermoso de su vida.

Despedida en la cámara de gas
Las separaron a golpes nada más descender del vagón de ganado, y no volvieron a verse hasta unos días más tarde, en el matadero de la cámara de gas. Decenas de cuerpos les impedían acercarse la una a la otra. En medio de los aullidos de desesperación que estremecían la sala, antes de que el gas las asfixiara, madre e hija, por unos segundos, con los ojos, se dijeron todo lo que querían decirse. Y lo último que se llevaron de este mundo de locos no fue el odio, sino el amor.  

La esperanza del pobre iluso 
Sus compañeros de cautiverio le llamaban el pobre iluso. En medio de la desesperación reinante en Auschwitz, él se aferraba al último hilo de esperanza que le quedaba. «Es lo único que tengo», decía. No se salvó, pero, incluso en el umbral de la cámara de gas, albergó la esperanza de salvarse. «¿Y si en el último momento se apiadan de nosotros?», preguntaba retóricamente a los compañeros que hacían cola a las puertas del matadero. Nadie se apiadó de ellos. Todos murieron asfixiados. Pero la esperanza no se ahogó, quedó flotando en el aire. El pobre iluso le había insuflado vida.
Please follow and like us:
error

8 Replies to “Salvador Robles Miras “El microrrelato, una pieza de un mosaico llamado vida” . Entrevista por Beatriz Giovanna Ramírez”

  1. Me encantan los microrrelatos, y tú por suerte tienes la culpa de ello, risas. A este autor hay que leerlo con detalle. Gracias, Bea. Muy buena presentación.
    Un abrazo

  2. Qué bueno sentir la fortuna de la culpa, Antonio. De Canarias recibí un libro que quizás te puede interesar “Los mundos de la minificción” de Osvaldo Rodríguez Pérez, también te lo recomiendo. Salvador Robles es uno de mis escritores favoritos de “microrrelatos” en este tiempo. Espero conocerle e invitarlo a un zumo. Vive en la otra punta en Bilbao. Abrazos.

  3. Gracias Beatriz, buenísima la entrevista, ahora llevo a mi muro también el enlace de Analecta. Un abrazo!

  4. No debe sorprendernos el hecho de que no haya lectores de microrrelatos. Lo que para un espíritu avieso podría ser algo hasta elogiable por su brevedad ( brevedad que supone fácil lectura y efímera duración del compromiso con el texto), es en realidad un desafío intelectual. Esa “brevedad enorme”genera una semiosis que muchas veces no es del todo aprovechada por el lector medio, algo similar a lo que producen los haikus por su concentración de sentido y por su estética de lo sucinto. Tanto la entrevistadora como el entrevistado se lucieron. Gracias, Beatriz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.